AMADA – Asociación Castellano-Manchega de Adopción y Acogimiento Preadoptivo

El Gobierno unificará los criterios para adoptar y evitar el «caos» autonómico

Los organismos acreditados para realizar adopciones tendrán carácter nacional y un procedimiento único para actuar y así desbloquear expedientes.

El borrador del Reglamento de la Ley de Adopción Internacional, intentará poner fin al «caos y descontrol» autonómico, que está paralizando las adopciones, como así denuncian los afectados. El texto, en fase de información por los ministerios, y al que ha tenido acceso ABC, contempla medidas para recentralizar las competencias.

Con iniciativas como «un procedimiento único para la acreditación de los Organismos Acreditados de Adopción Internacional (OAA)», así como un «Registro de OAA y de Reclamaciones e Incidencias, que permitirá un mayor control de los mismos»; el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad trata de unificar los distintos criterios que cada autonomía aplica para abrir o cerrar expedientes y acreditar a estas entidades. A su juicio, «si trabajamos con los mismos criterios, reduciremos la lista de espera»

El Gobierno ya recuperó las competencias en materia de adopciones con la aprobación en el año 2015 de una modificación de la Ley de Adopción Internacional de 2007. Estos cambios supusieron un nuevo sistema de protección a la infancia y la adolescencia. La norma que surgió en 2015 recoge el desarrollo de un Reglamento, que se ha ido demorando.

Sin embargo, el impulso definitivo lo dio el Congreso de los Diputados el pasado 18 de mayo de 2017, al aprobar una moción de Ciudadanosconsecuencia de interpelación, con la que se insta al Gobierno a aprobar este reglamento en tres meses. Días antes, el 10 de mayo, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, en respuesta a la interpelación de la formación de Albert Rivera, anunció que el reglamento ya se había redactado, admitiendo las «complicaciones técnicas del mismo». Igualmente, señaló que es «consciente del malestar de la demora».

Distintos criterios

A día de hoy, para realizar una adopción, las familias deben dirigirse a un Organismo Acreditado de Adopción (OAA) de su comunidad autónoma, que son las entidades sin ánimo de lucro que intermedian con los países de origen, en caso de las adopciones internacionales. Cada región acredita a sus OAA, por lo que una familia andaluza no puede adoptar a través de un OAA de Madrid. Igualmente, cada autonomía decide cuántos expedientes abre en función de sus criterios. Además, en el caso de países extranjeros, es necesario abrir acuerdos con otros países, que no pueden realizar las autonomías.

El sector ya había alertado sobre esta situación de «caos y descontrol», según señaló a ABC Susana Morales, presidenta de la entidad acreditada «Familias de Colores». A su juicio, «el problema es que nunca tuvo que ser una competencia transferida. Una competencia que trata de relaciones internacionales y requiere firma de convenios no puede tener 17 autoridades».

Igualmente, señala que lo importante es que las OAA «tengan carácter nacional. Al tener carácter autonómico no había un registro de entidades nacional. Se crea una indefensión de familias en algunas comunidades, que no tienen entidades acreditadas. Es un descontrol porque a nivel nacional, no se sabe cuántos expedientes se estan mandando».

Por ello, cree que «un registro nacional es necesario para homogeneizar criterios, tener una única autoridad nacional que nos acredite, y no 17, cada una con sus propios criterios. Se igualan los derechos de los españoles porque cualquiera puede elegir el organismo para adoptar».

Más transparencia

Las medidas del Gobierno van encaminadas en esa dirección, según han asegurado a ABC fuentes gubernamentales. A falta de cerrar el borrador de reglamento, se pretende racionalizar el número de expedientes. «Hasta ahora cada comunidad decidía cuántos se abrían y ahora habrá unos criterios generales», señalan estas fuentes.

Sanidad establecerá un procedimiento único de acreditación de las OAA para evitar la «situación de desfase». Así, habrá un modelo de contrato único entre los solicitantes y los organismos acreditados. Se unificarán criterios sobre el régimen económico y financiero, requisitos técnicos y recursos humanos. El coste de los servicios de una OAA para un país será el mismo en todo el territorio nacional. Además, se podrá seleccionar un OAA en cualquier punto de España.

Otra medida es la creación de un registro nacional «para que cualquiera que quiera adoptar pueda conocer cuántos hay, quiénes son, cómo son y dar mayor transparencia a su funcionamiento». Finalmente, se va a desarrollar un marco normativo de coordinación entre administraciones.

Publicado en ABC 14 enero 2018